lunes, 4 de mayo de 2015

NADA FALTARÁ



 
El niño en la cuna, 
durmiendo.
Carita vacía, flotando en el sueño
sin miedo, sin frío, 
yaciendo
en la paz de su mundo pequeño.

Boquita cerrada, barriguita llena.
La mente de esponja que todo lo absorbe,
que crece
soñando que nadie la frena, cien por ciento libre. 
Que nada te encorve.

Tengo quien me cuida, tengo quien me ama,
me duermo tranquilo.
Nada faltará.

La madre en la silla, 
mirando
con miedo, con frío con preocupaciones.
Las cejas juntitas, 
el sueño observando, boquita apretada, ardientes pezones.
La mente de madre  que todo lo teme,
 cavila, 
sospecha de todo, no para un momento.
Atenta vigila.

 Tengo a quien cuidar, tengo a quien amar,
duérmete tranquilo.
Nada faltará.

Isabel Salas


2 comentarios:

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos