viernes, 1 de mayo de 2015

TAL VEZ

Tal vez
 si hubiéramos podido amarnos, 
no nos amaríamos como nos amamos. 

Tal vez
 si las cosas fueran diferentes 
habríamos intentado ser algo uno del otro. 
Novios,  
tal vez pareja, algo más que nada.
Tal vez incluso 
habríamos intentado hacer planes, 
hacer cosas juntos, 
vivir juntos, 
compartir la casa, 
salir con los hijos tal vez.

Y casi seguro 
la habríamos cagado , 
como tanta gente.

Tal vez si las edades fueran otras...
las circunstancias otras, 
otros los miedos, 
y los problemas. 

Tal vez 
lo habríamos tomado en serio. 
Pero al no poder ser,  
ha salido así, 
improvisado, espontáneo.

Sin hacer ni un plan, 
sin jamás hablar de mañana, 
sin esperar milagros. 

Han pasado años, 
han pasado cosas, 
han pasado besos, 
han pasado y pasan 
horas de amor y sexo. 

Abrazos con risas,  
llantos, 
con confidencias,  
cariños, 
preocupaciones 
y todas las cosas 
que adornan la vida.

Y pienso que tal vez, 
sólo tal vez, 
esas horas improvisadas robadas al cotidiano 
valen por todos los planes 
no planeados. 

Tal vez en esos años 
hemos sabido amarnos 
más que mucha gente 
que comparte helados con los niños 
o que divide gastos. 

Tal vez sea ese el secreto, 
dejar rodar  los besos, 
las sonrisas y los abrazos 
y ver que es lo que hacen, 
donde se paran, 
o que dibujo dejan en las pieles que arañan,  
cuando rodando 
empujan los días
y los años.

La mía, hoy, 
tiene dibujos tuyos. 
Dibujos dibujados sin  escalas ni reglas, 
sin objetivo. 

Son dibujitos hechos por ti 
en mí 
durante el tiempo que compartimos 
sin que seamos nada, 
sin salir en familia 
ni planear futuros.

La tuya, me he fijado, 
también tiene arruguitas  
que no estaban allí cuando te conocí. 

Me gustan mucho, 
aunque son sólo tuyas las veo como mías, 
como si en estos años 
al ir brotando delante mío 
alrededor de tus ojos o de tu boca 
fueran una especie de firma 
que yo he firmado 
en un cuadro inventado.

Te imagino  dentro de unos años 
mirándote al espejo 
y entre todas las arrugas que entonces tendrás , 
tal vez
 mirarás las que nacieron en los años 
que compartiste conmigo 
y me recordarás.

Te imagino viejo, 
sonriendo ante el espejo. 
Pasando tu dedos por esos surquitos 
como hago yo hoy 
cuando jugando 
te  digo que te pones viejo.

Finjo que son ríos 
y mi dedo es un barco que nada en ellos 
mientras dibujo en ti 
caricias que te hablarán de mí
 cuando yo ya no esté.

En ese día, 
espero que al mirarte te veas por mis ojos. 
Si te concentras bien y piensas fuerte, 
podrás sentirme. 

Verme de nuevo como soy hoy, 
abrazadita a ti después de amarnos, 
contándote mis cosas,
 escuchando las tuyas y pidiendo jugando 
dime que no me quieres.

Y  bajito respondas, 
sin que nadie te oiga, 
tal vez 
con la misma sonrisa de esta tarde,  
lo mismo que  hoy me dices
claro que no,  
no digas tonterías.

                                         Isabel Salas





22 comentarios:

  1. Muy bueno Isabel, te superas, es tan bonito y tan vivo lo que escribes. xxx

    ResponderEliminar
  2. Muy lindo!!! Me hicistes reflexionar...a veces es mejor no complicarse y amar sin hacer planes...pero no es facil!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Ya has visto algún plan salir bien?
      A mí desde luego los planes...me salen siempre mal.

      Eliminar
  3. Pasaba por aquí y me detuve a contemplar tu foto, esos impresionantes ojos azules como el infinito cielo, te doy un respetuoso abrazo y un prolongado beso, que disfrutes el fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Saludos, muy reflexivo y nostálgico tu poema. Éxitos!

    ResponderEliminar
  5. "En ese día,
    espero que al mirarte
    te veas por mis ojos.
    Si te concentras bien y piensas fuerte,
    podrás sentirme"

    Memorable. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos alguna vez hemos deseado acariciar con caricias que viajen en el tiempo y se puedan sentir frescas cuando pasen los años. Al menos yo... querría tener ese poder.

      Eliminar
  6. "Y pienso que tal vez, sólo tal vez,
    esas horas improvisadas
    robadas al cotidiano
    valen por todos los planes no planeados."

    Me encanta, buen trabajo!! Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué suerte que a uno le escriban versos así!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos