domingo, 22 de mayo de 2016

SUELE PASAR


Tiene gracia como los traidores que juegan con tus sentimientos, te engañan y te humillan, casi siempre se sienten muy decepcionados cuando ven que reaccionas y te recuperas del disgusto que te han dado. Practicamente todos, antes o después, para justificarse, dicen lo mismo: "Es que tú, en realidad, no me amabas. Si dejaste de amarme tan rápido, se debe a que tu amor no era ni tan grande ni tan verdadero"

No entienden que sí, que los amabas con toda tu alma ni comprenden que tu amor era grande y sincero. Tampoco asimilan que los dejes de amar cuando reconoces que no merecen tu amor. 

Prefieren pensar que tu amor es de poca categoría antes que reconocer que los que no tienen categoría son ellos.

Suele pasar.
Y cuando pasa y escuchas a quien amaste decir esas cosas, sólo puedes sentir alivio por haber despertado del embrujo que te hizo amar a un bobo que no sabe nada sobre el amor ni sobre ti.

Después del alivio, respiras hondo y le deseas felicidad, en nombre de aquel amor tan poco apreciado por su parte pero que a ti, aún te sirve para saber quién eres y como amas.

Isabel Salas

6 comentarios:

  1. Ciertamente, es un hecho muy habitual en las relaciones de pareja, sobre todo cuando son inmaduras. Así que lo mejor es hacer lo que dices, abandonar la relación, decidir que no merecía la pena seguir sufriendo, intentar reponerte y continuar adelante con tu vida. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, sufrir por cosas inevitables no nos queda más remedio, pero por las evitables es tontería.
      Saludos

      Eliminar
  2. Hola, me ha gustado mucho tu entrada, que razón tienes. "... aún te sirve para saber quién eres y como amas", genial!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alguien no pueda corresponder a mi amor, o no quiera o no sepa, no le quita valor. me ha costado muchas lágrimas entenderlo, pero hoy lo sé.

      Eliminar

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos