lunes, 6 de marzo de 2017

DAÑOS IRREPARABLES


El mismo sofá mugriento.

La misma mesa revuelta, la misma marca de cerveza.

El mismo hombre, el mismo gesto al abrir la lata y el mismo ruido de la lata al abrirse. pero ya no hay nadie asustado alrededor. Su furia, sus frustraciones, su rabia, sus insultos, sus golpes y sus amenazas ya no tendrán a quien dirigirse. 

Ella se ha ido.

Muy dañada, eso sí.

Lo confirmaba siempre, preguntando después de cada borrachera, usando todo su cinismo. Fingía interesarse por saber si había cometido algún daño irreparable mientras estaba borracho. Le encantaba usar esa expresión, que siempre iba seguida de sus juramentos de que nada recordaba.

Ella sabía que se reía de su carita de susto, de su pánico y de sus lágrimas. Notaba como se burlaba de su inmensa decepción con él, el hombre que le había prometido tantas cosas y que no había cumplido ninguna.

El sofá era el mismo y el borracho también, pero ella no. 

Se había ido lo más lejos posible. Sin reparo posible, pero lejos. Ella sí recordaba cada portazo, cada grito, cada insulto y cada noche de terror.

Los daños pueden ser irreparables cuando se ha convivido con un maltratador pero el futuro no.

Isabel Salas

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Triste y la realidad de muchas personas por desgracia

      Eliminar
    2. Es una barbaridad que todavía se abuse por machismo. Es cinismo pasivo y cobardía de la propia sociedad.

      Eliminar
    3. Costará mucho pues los maltratadores no tienen empatía ni les importa el daño que hacen. Pasarán generaciones hasta extirpar esos "sub humanos" que viven entre nosotros.

      Eliminar
  2. Que real es esto, y las huellas del maltrato quedan en lo profundo del corazón, ni con un nuevo amor se va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto. Todos los daños producidos por el maltrato son irreparables, aprendes a vivir con ellos pero es imposible borrarlos o hacer que desaparezcan.

      Eliminar

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos