martes, 4 de diciembre de 2018

PUERTA MEDIO LLENA




Algunas bocas parecen decirme una cosa con sus besos y todo lo contrario con sus palabras. O tal vez soy yo, que no sé comprender lo que me dicen, ni lo que me besan.

O tal vez es la vida, que se divierte distorsionando los mensajes, o las nubes, que hacen sombra sobre los ojos y no dejan brillar el amor, o la luna que no estaba lo bastante llena, o el sol que estaba casi vacío, como las botellas indecisas del "según se mire", o es todo junto y muchas más cosas que tampoco entendí y al final, la verdad, es que, simplemente, hay puertas que son callejones sin salida, corazones que no nacieron para quererme y besos que a pesar de parecer un hola, son portazos destemplados, como adioses a empujones, o patadas... o candados.

Isabel Salas



4 comentarios:

  1. Besos que son como candados, eso es, en vez de abrir, cierran con tranca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay besos de todos los sabores, pero reconozco que casi todos me gustan, incluso aunque no tengan "final feliz". los disfruto en el momento y ya está. Besos para ti.

      Eliminar

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos