viernes, 31 de octubre de 2014

EL PORTAZO




Sonó como un tiro con eco para los vecinos, pero para ella fue el cohete de fiesta que celebraba su libertad. 
Él se había ido por fin. 
Aleluya.

Isabel Salas










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos