viernes, 28 de abril de 2017

CAJA

Un gato tarda tres días en perdonarte que lo hayas metido en una caja de mudanza, pero si lo metes con su manta favorita, en sólo dos días ya vuelve a mirarte.

Lo hace con una mirada impregnada de reproche infinito de gato salido de caja de mudanza. Decepcionado, desengañado, contrariado, desencantado ... pero te mira.

Y tú, convencido, prometes nunca más hacerlo.

Isabel Salas

jueves, 20 de abril de 2017

ETERNO


-  Ya leí todos tus libros
-  ¿...Y?
-  Ahora quiero que me leas a mí y que me hagas parte de ellos.
-  ¿Quieres inspirarme?
-  Quiero que me respires, me aprendas y me ames.
-  Quieres que mi mirada te haga inmortal
-  Deseo que tu amor me haga eterno.


Isabel Salas

sábado, 15 de abril de 2017

EN LO OSCURO



Cierro los ojos,
despacio, 
dulcemente,
y allí estás tú,
respirando escondido,
en las sombras más negras
y heladas,
de mi mente.

Aún vivo,
todavía latente,
como un dolor eterno
dispuesto a no dejar de palpitar
mientras el corazón, 
no mande a los pulmones,
parar de respirar.

Y me quedo tan triste,
cuando te veo,
y duele tanto,
saberte entre las sombras
donde puedo sentirte,
y aún sin tocarte,
respirarte
y olerte

Yo,
que quise quererte,
a plena luz del sol,
hoy sólo puedo amarte,
cuando cierro los ojos
y te encuentro en lo oscuro
del callejón del alma
donde no brilla día
ni luna, ni farol.

Pura negrura,
oscuridad total,
amor herido, perra locura,
reencuentro que sueña ser letal,
pero es cobarde,
inepto, ineficaz,
y al final no nos mata,
ni nos consuela. 
No desata,
ni cura.

Isabel Salas






miércoles, 5 de abril de 2017

EL SIMULACRO


Aprender a engañar a los demás fue el camino de mentiras que lo llevó a escalar, paso a paso, la cumbre del cinismo. Cuando por fin consiguió engañarse a sí mismo y empezó a creerse sus propias mentiras, su corazón, derrotado, dejó de latir y comenzó a fingir al igual que su dueño.

Ya no latía, entró en el clima de simulacro

El ruido que salía de él, parecía el ruido común de cualquier reloj de corazón, así, como las palabras de amor que pronunciaba o escribía el hombre a quién había servido, parecían ser palabras de amor sincero a los ojos del mundo.

Sólo dos ojos lloraban la muerte en vida de aquel poeta, pues sólo ellos sabían ver el disfraz con el que él envolvía sus últimas poesías. Dos ojos decepcionados, creados para leer verdades, sonreír con los versos de amor y emocionarse con la belleza de la sinceridad que enciende la llama de los poetas.

Dos ojos que sabían escuchar los latidos que palpitan en cada letra de poema y que cuando dejaron de escuchar los suyos, se cerraron despacio tratando de contener las lágrimas.

Cuando una musa llora, lloran la vida y la poesía entera.

... y hasta los corazones, que ya no laten, lloran con ella.

Isabel Salas




domingo, 2 de abril de 2017

VERDES BEATOS


Hay un pueblo empinado,
lleno de cuestas,
al pie de un monte anclado.

Allí viven personas eruditas,
algunas son honestas,
muchas modestas
y otras,
infelizmente,
están marchitas.

Se secaron sus flores
cansadas de lucirse
desplegando colores,
pues en el pueblo
los grandes analistas
del amor y el dolor
reniegan del perfume multicolor
y sólo ven el verde,
único tono,
que desde el trono
del rey de los colores,
el corazón les muerde.

Otras tonalidades allí no existen,
ni el negro del temor,
ni la blanca pureza,
que obviando bendiciones,
abre sin miedo,
de par en par, 
sus piernas al amor.


Allí,
la pasión roja
de la sangre caliente,
del tinto de rioja
o del otoño 
que le pinta con besos
los labios a la hoja,
no está bien vista, 
ni siquiera
si la pintas, la cantas
o la escribes
con tu alma artista.

Poemas de colores
con la alegría 
del trágico amarillo,
metáforas moradas
y azulados hiatos,
hieren y ofenden 
la falta de arcoiris,
de los beatos.


Isabel Salas

miércoles, 29 de marzo de 2017

ALMANAQUE



Un almanaque es, según el diccionario, una publicación anual.

Contiene la información, bien organizada, de algunos temas determinados y ordenados según el calendario. Lo mismo podemos encontrar datos astronómicos que diversas estadísticas, días festivos con los labios pintados, que informaciones sobre los movimientos del sol y de la luna o sobre los próximos eclipses, pero siempre me ha hechizado la palabra almanaque por otro motivo, el detalle de llevar incorporado la palabra “alma”.

Cuando era adolescente imaginaba que el alma de cada año se diferenciaba de otras almas de otros años para cada persona, debido, precisamente, a esas fechas importantes y a la manera en como eso interfería en cada vida. Que no es lo mismo que tu cumpleaños caiga en luna llena, que en noche negra de luna nueva, o entre semana, para que tus amigos en el cole te tiren de las orejas, que en domingo. Que no es igual que tu hermano regrese de un viaje en pleno eclipse que en medio de un solsticio, y todo cambia si tu muela se cae un trece martes o un viernes dieciséis, en pleno día de san Rufino.

Y después, me dejaba llevar por mi imaginación y jugaba con la idea de que Naque era el nombre secreto y mágico de cada año en la Lengua Verdadera, esa que se hablaba antes de que nacieran las otras tras el enfado de Dios cuando lo de la Torre de Babel. Inventaba tonterías como que si supiéramos descifrar las señales, entenderíamos la esencia de cada año y seríamos felices, en plena armonía con nuestro destino. Me pasaba horas leyendo la letra chiquita donde dice qué santo se va a celebrar cada día y miraba los dibujos de las fases de la luna tratando de leer en aquellas esferitas blancas o negras el futuro inmediato disfrazado de galleta bi color.

Ahora que soy grande ya no hago esas cosas.

Ahora me distrae más leer el pasado en las piedras del río y vuelvo a soñar, pero con entenderlo, descifrarlo, asimilarlo. Me paso horas imaginando que también tiene alma o al menos guarda pedazos de la mía.

De nuevo busco recetas de entendimiento y reconciliación con los cumpleaños y los regresos, las partidas y los partos, los silencios y los gritos que han dibujado en cada una de las márgenes del río mi vida, unos surcos que son arañazos de tiempo y de destiempo, a veces caricias, otras heridas, pero surcos artistas al fin y al cabo, pintores, dibujadores y a veces escritores de esos que escriben con la letra roja que entra con sangre y sale, saladita, por los ojos, convertida en llanto.

El almanaque que ahora de verdad me importa, el de los festejos que ya pasaron, los besos que di y los cumpleaños que celebré con quienes de verdad me importaba celebrar.

En una de esas lineas hay una niña que se hizo amiga mía cuando yo tenía ocho años y ella nueve. Con ella he charlado hace unas horas, cuarenta y dos años después de haber iniciado esa amistad y las dos hemos dicho antes de despedirnos, lo mucho que nos queremos. No diré que esas cosas no me hacen llorar, sería una mentira inexplicable y sin necesidad. Esas lágrimas bonitas también tenían un poquito del alma de las dos niñas que las dos fuimos, de las dos mujeres en que nos hemos convertido ambas, y de las dos viejas que un día seremos, si todo sale bien.

A mis casi cincuenta ya no busco la forma de acariciar el Naque para leer destinos en las lunas a medias, ahora, lo que me gusta es abrazar amigas, conversar y decirles que me gusta ser parte de los dibujos que el tiempo arañó en su río.

En la foto preciosa que acompaña este texto, tal vez tú no lo veas, pero yo sé muy bien, que una de las rayitas, se llama Maripaz.

Isabel Salas

domingo, 26 de marzo de 2017

ETHEL MARTÌNEZ





TRISTES CÍRCULOS POLARES



Hola, si deseas compartirlo con tus amigos será un placer:

A partir del día 3 de abril todos los INSCRITOS en el nuevo blog recibirán de regalo un ejemplar digital de mi cuarto libro: 

TRISTES CÍRCULOS POLARES



(Lo de inscribirse es para tener el email y poder mandar el libro)

www.isabelsalasescritora.com

viernes, 24 de marzo de 2017

PRIMER PASO



Maribel leyó el letrero viente veces antes de entrar.

"El primer paso para salir de una situación de maltrato es hacer justamente lo que tu maltradador más detesta: habla con tu entorno. El secreto, que él llama discreción, te aísla y te hace sentir sola. RECUERDA QUE NADIE PUEDE AYUDARTE SI NO SABE QUE NECESITAS AYUDA".

Ella necesitaba ayuda, pero no sabría por dónde empezar a contar la pesadilla en la que se había convertido su vida, caso consiguiera trasponer aquel umbral.

Su mano temblorosa accionó el picaporte y ella empujó suavemente. Quería atisbar un poco antes de entrar, ver sin ser vista, "sentir" la atmósfera que emanaba de aquella sala donde otras mujeres tenían el valor de entrar y en la cual, posiblemente, ella nunca podría el pie.

Ya estaba cerrando la puerta para retirarse, cuando una voz le habló a su espalda.

- Me llamo Irene, y la persona que impidió que me fuera como pretendes irte tú se llama Raquel.

Maribel se volvió lentamente y se encontró frente a frente y muy cerca de una mujer casi de su edad, ojerosa también, pero no tan triste.

Ojos castaños, pelo mal pintado, una ropa demasiado grande y unos brazos abiertos con aspecto que querer abrazarla, fueron lo bastante para que Maribel se volcase en Irene.

Fue un abrazo largo, cálido y firme. El tipo de abrazo que ella necesitaba, un abrazo sin perdones ni promesas, sin miedo.

- El primer paso será cruzar esa puerta conmigo- dijo Irene- y no te preocupes, lo de hablar lo dejaremos para otro día si quieres.

Maribel se sintió tan aliviada al escuchar esas palabras que casi sonrió al decir :

- Soy Maribel.

- Si escribimos en el cartel que el primer paso es un abrazo o tratar de abrir la puerta, nadie se lo creería. Lo de hablar suena más eficaz, pero en realidad nadie dice nada hasta haberlo llorado todo. Entra conmigo, preciosa, hay café.

Maribel accedió al recinto dos pasos delante de Irene, y antes de que ella terminara de cerrar la puerta, ya notó gruesas lágrimas rodando por su rostro.

- No disimules tus lágrimas ni tu miedo Maribel, quien tiene que avergonzase es él, y no tú. Ya habrás notado al entrar que esta es tu casa.

Sí.

Era su casa, más su casa que la casa de la que acababa de salir hacía menos de una hora y en la que no se podía llorar.

Isabel Salas

viernes, 10 de marzo de 2017

COHETES


Algunas tristezas explotan como fuegos artificiales. 

Asustan a los perros como los estruendos de fin de año, marcando el fin de algo, de la paciencia, de la capacidad de soportar desmanes o simplemente explotan porque todo explota a la temperatura adecuada. Transforman en furia la frustración, convierten la rabia en colores temblones y hacen que los ojos brillen con chispitas de luz. 

Son peligrosas esas tristezas tan explosivas.

Algunas veces producen universos y ya se sabe que los universos, como otras cosas, los carga el diablo.

Isabel Salas

lunes, 6 de marzo de 2017

REGALO DEL NUEVO LIBRO


DAÑOS IRREPARABLES


El mismo sofá mugriento.

La misma mesa revuelta, la misma marca de cerveza.

El mismo hombre, el mismo gesto al abrir la lata y el mismo ruido de la lata al abrirse. pero ya no hay nadie asustado alrededor. Su furia, sus frustraciones, su rabia, sus insultos, sus golpes y sus amenazas ya no tendrán a quien dirigirse. 

Ella se ha ido.

Muy dañada, eso sí.

Lo confirmaba siempre, preguntando después de cada borrachera, usando todo su cinismo. Fingía interesarse por saber si había cometido algún daño irreparable mientras estaba borracho. Le encantaba usar esa expresión, que siempre iba seguida de sus juramentos de que nada recordaba.

Ella sabía que se reía de su carita de susto, de su pánico y de sus lágrimas. Notaba como se burlaba de su inmensa decepción con él, el hombre que le había prometido tantas cosas y que no había cumplido ninguna.

El sofá era el mismo y el borracho también, pero ella no. 

Se había ido lo más lejos posible. Sin reparo posible, pero lejos. Ella sí recordaba cada portazo, cada grito, cada insulto y cada noche de terror.

Los daños pueden ser irreparables cuando se ha convivido con un maltratador pero el futuro no.

Isabel Salas

miércoles, 1 de marzo de 2017

DESATINOS


Me siento a escribirle al amor
y las letras se niegan.

Tienen otros planes,
otros destinos
que me desasosiegan,
convirtiendo mis versos
en desatinos.

Se vuelven enemigas
se ríen de mí,
como haces tú,
cuando me desabrigas.

Mis palabras,
como mi corazón, 
desobedecen siempre
los deseos sinceros
de mi razón.

Isabel Salas


sábado, 18 de febrero de 2017

DOS MUJERES


Dos mujeres se encuentran,
se miran,
se sonríen,
y aunque no se conocen,
se reconocen

Dos mujeres de sol,
 de luna,
que son como cualquiera
como tú, como yo
como ninguna.

Dos mujeres que sangran
lloran, maldicen
aman,
gozan, respiran 
bendicen
y perdonan.

Dos mujeres se juntan
y se abrazan,
se consuelan 
se ríen.

Se miran a los ojos 
y se dan calma,
las dos han aprendido
a desnudar el alma,
una bailando
otra escribiendo,
las dos llorando a veces,
y otras riendo.

Y cuando dos mujeres
se desnudan así,
el abrazo es total,
 en él,
 cabe la furia
del arte más cañí,
caben niños y viejos,
héroes y derrotados,
caben gente de aquí 
y otros,
que están más lejos,
con patria,
o desterrados.

Un abrazo bonito
que se dan dos mujeres
y que el baile transforma
haciéndolo infinito. 

Isabel Salas


lunes, 13 de febrero de 2017

SALUDOS


Cuando en septiembre de 2014 inicié esta aventura literaria abriendo mi blog y la página de Facebook, sólo contaba con el apoyo de mi familia y de mi amigo Eric a quien dediqué el segundo volumen de la colección. 

A lo largo de las semanas y de los meses otras personas fueron sumándose a este proyecto prestando su apoyo de muchas maneras, algunos por unos días apenas, otros por meses o años, algunos por amor, otros por amistad o por compartir recuerdos de infancia, porque no tenían otra cosa mejor que hacer o porque de verdad les gusta mi trabajo y quieren que otros lo conozcan también. Todos los motivos son válidos y a todos ellos les doy las gracias de corazón. 

Creo que en todos he pensado al levantarme hoy y ver que el blog casi está llegando ya a las 300.000 visitas. Sé muy bien que conseguir que las personas visiten un Blog donde se lee gratis no es lo mismo que vender libros y poder vivir de eso, con lo cual estoy muy lejos de poder ser considerada una escritora profesional, sin embargo,  ese era mi sueño hace poco más de dos años y lo sigue siendo. Muchos me dicen que es imposible y que debo ser más realista, yo sigo pensando que es posible y por eso trabajo, porque de verdad creo que se puede, y que si otros pudieron, yo también podré. 

Cuando me desanimo, días como hoy me devuelven las ganas de seguir intentándolo. No sé quienes son estas personas, para el contador del Blog, son simples numeritos, para mí son mucho más.

A todos, un beso.

Isabel Salas

domingo, 12 de febrero de 2017

PROSA O POESÍA



Después de un interesante debate con otros cinco compañeros blogeros  y escritores sobre si es más usual que los lectores se interesen por prosa o por  poesía, ahí están los datos de mi blog.

Esas son las diez entradas más vistas del último mes y como yo sospechaba sin haber analizado aún los datos exactos, es casi lo mismo, aunque en este caso,  el marcador es de seis a cuatro a favor de la poesía, otros meses es al contrario, así que en mi caso (insisto, y no me llaméis cabezona 😶😶😶)  no hay mucha diferencia. 

Me preguntaron  también si yo recomendaría tener un blog de prosa y otro de poesía separados y mi respuesta es un categórico NO. Realmente no veo necesidad, y os explico porqué: este año espero publicar mi primera novela y hablaré sobre ella aquí también, en el mismo blog de siempre que ya no es sólo mío, sino de todos los que lo disfrutan y lo visitan.

Entiendo el Blog como un espacio personal dónde cabe todo lo que el autor haga, sean poemas, recetas de bizcocho, fotos, canciones, o crónicas de sus viajes y tener dos o tres blogs para tocar cada temática por separado para mí está fuera de cuestión por tiempo y por disposición, así que  pretendo seguir publicando todas mis cosas en un blog nada más y si algún día cambio de plataforma será siguiendo el mismo esquema de tenerlo todo junto.

Por último y respondiendo a otras personas que están comenzando con sus blogs o sus páginas de escritor, no creo que haya ningún secreto, simplemente comparto en Facebook y en +G las nuevas entradas y las personas que se interesan vienen a leer.

No me molesta explicar lo poco que sé sobre esto, porque no soy ninguna especialista y si algunos fines de semana las visitas se disparan, no entiendo muy bien a que se debe aunque creo que la casualidad tiene mucho que ver y el hecho de que entren personas que compartan con sus amigos pues eso amplía los círculos exponencialmente sin que en realidad dependa de algo que podamos decidir hacer o no.

Cualquier otra cosa, por email o en el FB sin problema lo responderé (si lo sé, que tampoco sé mucho).

Un abrazo y gracias por todo.

sábado, 11 de febrero de 2017

EL VERBO AMAR

La única manera de conjugar el verbo amar sin que duela, es en presente.

Isabel Salas

(Fragmento de ROOM)

lunes, 6 de febrero de 2017

PECERA


Hoy planeé desbloquearte para decirte que vi a alguien parecido contigo y pensé que eras tú. Contarte que me acerqué y lo miré y él se asustó cuando lo cogí de su brazo, lo sacudí y le hablé en español.

No eras tú y él no me entendía, pero fue amable y me invitó a un café,

Hablamos de amores virtuales y me hizo reír con sus propias experiencias en el asunto. Le comenté que a lo mejor te contaría lo que pasó, pero él me dijo que si nunca me quisiste no cambiarías de opinión porque tu doble viva aquí cerca.

Tal vez ni un ejercito de zombis invadiendo mi ciudad te haría quererme.

Le di la razón y después regresé a mi pecera.

Isabel Salas

viernes, 3 de febrero de 2017

PEZONES ILEGALES


Tengo dos pezones ilegales,
los dos rosados, pequeños,
preciosos,
casi iguales.

Tal vez uno, el izquierdo
sea un poco menor,
ya no me acuerdo,
y no quiero mirarlo
medirlo,
o comprobarlo,
porque es prohibido
mirar pezones,
aunque yo no consiga
imaginar porqué
ni discutir razones.

Mis dos lindos pezones,
tan agradables,
tan educados,
erectos como sables
o desarmados,
tan fuera de la ley
como los emigrantes
que sin carteles
de censurado,
tan desalmados
emigran sin papeles
y no como turistas
documentados.

Pezón de hembra,
emigrante ilegal,
sueña con ser
hombre documentado,
en playas argentinas
y en red social.

Isabel Salas

martes, 31 de enero de 2017

TUS MANOS


     Nada dice mi nombre como tus manos,
      nadie me llama como ellas me llaman 
     Nadie ni nada como ellas me tocan
      Nada  ni nadie, para mí, como ellas.

Isabel Salas













lunes, 16 de enero de 2017

NAVEGAR



Desde pequeña me gusta pensar en el agua.

Beberla, nadar en ella.

Decían en la escuela que no tiene olor, color ni sabor, pero es mentira, hay aguas con sabor a piedras, a excursión de escuela o a flores y las hay que huelen a agua de nevera o de bautizar paganos.

Otras son especiales, por ellas navegas cuando alguien te dice que te ama y lo crees, están en el cielo donde todo es posible.

Sólo los besos pueden elevarte hasta ese mar entre las nubes, y allí, el agua, por fin, sabe a paz.

Isabel Salas



VEINTE AÑOS




Hace veinte años, a esta hora, yo estaba en Campinas, una ciudad del estado de Sao Paulo, comiendo un enorme plato de pasta porque mi ginecólogo quería hacer una monitorización fetal y por lo visto después de comer las embarazadas sus bebés se mueven más.

La hicimos y la niña estaba bien. A pesar de tener una vuelta de cordón alrededor del cuello y de mi ansiedad porque desde hacía varias horas sentía que se "movía menos", todo indicaba que en pocas horas empezaría el parto y aunque yo estaba muy preocupada le pregunté lo más sencillo, "si fuera tu hija, esperarías a ver como se presentan las cosas o harías una cesarea?"

Él dijo, yo esperaría.

Decidí confiar en él a pesar del miedo y de la preocupación por aquella vuelta de cordón. Regresé a casa con mi marido y mi hermana y como dijo el doctor, a las pocas horas empecé con las contracciones y a las ocho de la noche estaba llegando al hospital.
Un poquito después de media noche nació mi hija mayor, sin anestesia ni nada porque me dan miedo las inyecciones y me pareció mejor estar espabilada y atenta para poder empujar con ganas y terminar antes.

Mi hija hoy es una mujer de la que me siento muy orgullosa, una persona a la que amo y admiro mucho. Como hija me ha dado muchas alegrías y poquísimos disgustos y como hermana es la alegría de mi hija menor, que ve en ella un ejemplo a seguir y alguien a quien admirar. Ver el amor que se tienen es mi mayor fuente de satisfacción, incomparable a ninguna otra cosa.

Ayer pasamos un buen rato juntas, uno de tantos, uno de los muchos que hemos vivido y que viviremos, sin más, sin alardes, sin que nada sea más especial que el simple hecho de estar cerquita, sea en el mercado, en casa o en la heladería.

Mañana ella celebra su cumpleaños, hoy lo celebro yo, pues le llevo de ventaja el tiempo que la amé antes de nacer, sin saber como era o como serían sus ojos.

Veinte años no son nada, eso ya lo sabemos todos los amantes del tango, pero cuando son el tiempo de vida de un hijo, veinte años es TODO.

Os dejo la cancioncita de Serrat sobre los hijos y lo mucho que se quieren y una foto con mi niña hace muchos años en un paseo que hicimos al río Tieté.







jueves, 12 de enero de 2017

AGUA DE MUJER (fragmento)


Hay mujeres hechas de agua. 
Hembras que funcionan con la luna,
movidas por mareas de deseos 
que nadan dentro de ellas.

Mujeres fabricadas para fabricar agua
y servir de torrente,
de fuente,
de descanso de todos los guerreros
que buscan descansar.

Isabel Salas

Fragmento de Agua de mujer
del libro
Navaja de llavero




jueves, 5 de enero de 2017

lunes, 2 de enero de 2017

PEDRO SE FUE




Nadie supo nunca 
porqué  Pedro se fue, 
ni a dónde,
ni cómo,
ni con quién.

No dijo nada,
nada explicó,
se fue sin ropa y sin maleta,
a nadie dijo adiós.

Nadie lo espera 
después de tantos años,
olvidaron el nombre 
de quien los traicionó.

Él piensa a veces
en lo que atrás dejó
sus hijos, su mujer,
su madre, su ciudad
y siente por momentos, 
ganas de regresar.

Le faltan las palabras
para explicar su marcha
o pedirles perdón.

Desiste del regreso,
continúa su huida,
sacude los recuerdos,
y regresa al camino
persiguiendo otra vida.

Isabel Salas



domingo, 1 de enero de 2017

NURIA VELASCO CON NAVAJA

Que mejor manera de empezar un año nuevo que recordando uno de los mejores momentos del que acaba de terminar, la llegada de NAVAJA DE LLAVERO a la casa de Nuria Velasco, la pintora de las portadas.


Lo tengo en mi podeeeeeer!!!!! NAVAJA DE LLAVERO el segundo libro de mi querida Isabel Salas, acaba de llegar a mi casa…. No es mi hijo, pero para mi como si fuese un sobrino, porque lleva un trocito de mi, la portada y tres poemas míos, que Isabel ha incluido al final, así es que no he escrito un libro, pero me han escrito en uno, jajajjajja


Estoy al principio y al final, como una gran abrazo, un abrazo que me da Isabel y que yo la devuelvo con todo mi amor y deseándola todo el éxito que se merece. Un libro, para mí gusto, mucho más potente que el primero… aunque ya he podido leerlo, ahora voy a disfrutarlo oliéndolo y pasando páginas para disfrutarlo como se merece…. 

Felicidades Isabel!!!!!!