miércoles, 8 de noviembre de 2017

AQUÍ




Leerte, 
es acariciar tu pelo,
tocarte,
conocerte.

Deslizarme
entre las suaves curvas 
de tus renglones
e imaginar el tacto
del aroma de noche
de tus mechones.

Y siempre
se desliza la seda de tus sonrisas
entre mis dedos,
y me sorprende
la colección de abcisas
con que vistes tus ruedos.

Y a veces 
quisiera ser la flor morada
que respira escondida
susurrando poemas
bajo tu almohada.

Pero nunca 
te digo
que leerte es tocarte
y tal vez, 
mi manera de imaginarte 
aquí,
 conmigo.

Isabel Salas


Dedicado a Juan Carlos Tonatiuh, el poeta infinito que hace de toda conversación un poema y cualquier asunto convierte en poesía sin aparente esfuerzo. Por encima de los celos que ese don de provoca, están la admiración, el cariño y ese deseo de un día, emanar poesía, como él.


8 comentarios:

  1. Como te he dicho ayer, el mejor poema del mundo jejejejeje no es por que sepa yo las intrincadas formas que lo han inspirado. Conocerte es una de las mejores cosas que han pasado en 37 años de vida sobre esta tierra olvidada por el diablo.

    Un abrazo gigante Isabel

    ResponderEliminar
  2. Hermoso y una pizca melancólico... En fin, como casi siempre suele ser el amor.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos