lunes, 16 de noviembre de 2015

BOMBAS INTELIGENTES




Tres niños, dos niños,
un niño.

Tiraron una bomba
y ya no hay niños.

Con precisión quirúrgica,
de bombas listas, 
inteligentes.

¿Cultas?

Bombas muy elegantes,
con don de gentes,
que van a la escuela a dibujar elefantes
 y tangentes.

Tres, dos, uno
disparen
¡Fuego!

Tres niños menos.

Que listas son las bombas,
que matan extremistas.

Los matan en el nido.

Por ser tan listas
los matan cuando chicos,
para que luego
no se compren mochilas,
de terroristas.

Que listas son las bombas
que nos protegen
de niños extremistas.

Disparen
¡Juego!

Juego de fuego,
de gente grande,


que mata niños chicos.

Isabel Salas


Poema del libro NAVAJA DE LLAVERO
@ Isabel Salas


15 comentarios:

  1. No me acordaba, ya lo había leído, buff!!! el poema es la caña, buenísimo. Me ha puesto los pelos de punta

    ResponderEliminar
  2. La tecnología más inútil, cara e inteligente
    diseñada, fabricada y manufacturada
    por y para los cerebros
    más inútiles, desaprovechados y estúpidos del planeta.

    Sí, claro que desaprovechados,
    ¿o no podrían desarrollar y fabricar de algún modo, algo, no sé,
    beneficioso para la humanidad; para los niños incluso?.

    Salvajes yo no les voy a llamar barbaros;
    ni a eso guerra o conflicto.
    No, aquellos barbudos no eran tan despiadados, cobardes y asesinos.
    No, eso es una puta misión,
    exterminar a un pueblo entero.

    ¡Ale hop !
    –Nunca existieron los palestinos. ¿Palestina?... WTF!?

    Pero no podéis camuflar el truco
    tras unas pocas barras
    y unas cuantas estrellas,
    Y así, en Palestina huele a carne,
    huele a llanto y huele a sangre.

    Puedo ser más cruel e incluso más directo
    y desear por completo la aniquilación de Israel.
    Pero tambien, como en Palestina,
    alli juegan los niños y viven inocentes

    y eso sería solamente, ponerme a su altura
    y en la frente, el cartel de terrorista, ¿verdad?

    Incluso, podría dejarme un bigotillo bajo las narices,
    ahuecarme la cabeza y descarnar mi cara
    para decirles que fue una lástima
    que aquel pequeño cabrón, no acabase con vuestro genocidio.
    Pero alli también murieron niños y millones de inocentes

    y eso sería ponerme a su altura
    y en la frente, el cartel de terrorista, ¿verdad?

    Así pues, solo diré una cosa,
    ¡Gora Palestina Askatuta!
    Justicia con el pueblo palestino
    y de una puta vez.
    MB.14

    Desgarra tu poema Isabel. Muy duro, sin duda. Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños no están hechos para morir aplastados por bombas Mikel.La gente grande tampoco, pero los niños sean los niños que sean, tienen que ser respetados. Aquello de las mujeres y los niños primero, funciona mejor y es más humano que MIS MUJERES y MIS NIÑOS primero.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo Isabel. Nada que añadir, tu poema deja las cosas bien claras, salvo para obtusos y criminales.

      Eliminar
  3. Es un poema hilarante, trepa espacios emocionales impredecibles. Mas allá del contenido, de su realismo y denuncia, hay una cantarina y hermosa musicalidad que atrapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un día, todo esto va a pasar.
      Puede tardar
      Pero ese día va a llegar.

      Eliminar

  4. POETAS PALESTINOS

    Levanto mi copa de vino
    y se humedecen mis ojos.
    No puedo luchar a su lado,
    pero sí puedo llorar,
    con los poetas palestinos.
    Los leo y leo mi rabia,
    leo a Celaya nacido árabe,
    al Lorca más florido
    en plena llamada guerra,
    lo que no es manipulado
    mas que un genocidio.
    Leo al Hernández en la Cárcel,
    al Machado más sabio,
    al Blas de Otero,mas misterioso,
    al Unamuno,más arrepentido.
    A Mahmud Darwin,resucitado,
    ya que nunca sus versos
    estuvieron mas vivos.
    Veo,como hablan de ruinas antiguas,
    de jardines legendarios,
    de limoneros,de olivos,
    de glorias de rosas,ya pasadas.
    De ejércitos de amigos muertos,
    en un silencio asesino.
    Hablan de palacios de oro,
    desde un rincón acorralado,
    sembrado de los corazones rotos,
    de varias generaciones,
    prisioneros en Campos de Refugiados.
    Los leo y leo mi impotencia,
    y siento su desespero,
    me duele su dolor
    reflejo de muchos dolores
    y escudo de mas miedos.
    Me atraviesa la garganta,
    un nudo cobárdemente acallado
    de niños palestinos muertos.
    Exterminio bendecido,
    masacres colaterales,
    campos de concentración,
    asesinatos escogidos,
    muros de la vergüenza,
    tierras,casas usurpadas,
    bombardeos masivos.
    Todo con los saludos
    del mundo civilizado,
    que mirando hacia otra parte,
    le da todos los permisos.
    No es Yavé contra Alá.
    Es una Tiranía contra un Pueblo,
    con tres generaciones de guerreros,
    que siempre se debe recordar,
    el temple de las intifadas,
    chiquillos y piedras contra tanques,
    un ejército de sueños infantiles,
    que no se deja esclavizar.
    Levanto mi copa de vino
    como harían ellos por mí.
    No puedo estar a su lado,
    pero sí puedo escribir,
    con los poetas palestinos.
    Versos escritos con una pluma
    vieja,de color oxidado y antes dorada,
    que deja estampados los poemas
    en un papel, con una textura
    del color de las lágrimas impotentes
    y hecha de amapolas secas y rojas.
    Pueblo nacido para ser libre,
    ejemplo ancestral de tolerancia,
    que tiene encima de la espalda,
    todo el peso del Mundo,
    en forma de estrategias planeadas
    de intereses politizados,
    de opresion basada en el terror,
    murallas y alambradas.
    No están abandonados,
    son el espejo real del abandono.
    No están oprimidos
    son la opresión dibujada.
    Fotograma por fotograma
    de los sueños atormentados
    que en Los Caprichos,
    todavía sus ojos guardaban a fuego
    la vista de la mirada de la muerte
    y pintó para no volverse loco
    negro sobre blanco.
    Un pintor atormentado,
    genial,solitario y sordo.
    Son el Capricho mas torturado.
    La imagen de la muerte,
    del miedo,del rincón tenebroso,
    del fantasma desdentado,
    de la pesadilla de un hombre libre,
    que se niega a ser esclavo.
    Desde mi idioma castellano,
    preñado de palabres árabes,
    desde mi sangre compartida
    durante durante mil años.
    Levanto mi copa de vino
    y en silencio los abrazo
    y les tiendo firme la mano.
    No puedo luchar por ellos
    pero si puedo llorar
    con los poetas palestinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en todo lo que dices.Nuestro idioma está lleno de palabras árabes y no solo nuestro idioma.
      Muchas cosas en común. Muchos pueblos tenemos las historias entrelazadas y eso hace inexplicable que no hayamos aprendido aún a vivir en paz. un abrazo

      Eliminar
  5. Muy Buen blog Gracias por hacer la Diferencia!!!
    No POdemos Cambiar al Mundo Pero Nosotros si Podemos Cambiar:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase la conozco y me gusta más de otra manera...pero está bien así, depende de como la interpretas.
      Saludos

      Eliminar
  6. Una realidad triste, injusta e inhumana, por cualquier lado que se la vea. Nada justifica su acción. Las “madres patrias” han dejado a sus hijos huérfanos y abandonados a los cañonazos de padres desnaturalizados e insensibles. Ese es el problema, gobiernos extremistas, gobiernos fascistas, gobiernos imperialistas, gobiernos que chupan la sangre inocente de pueblos vulnerables, que les rompen los huesos, que les chupan la médula para canalizar intereses. ¡Basta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, ya está bien.
      Cómo vamos a parar esto es lo que sé.

      Eliminar
  7. me ha encantado la itensidad de tu texto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga.
      Una pena que tengamos que escribir cosas así simplemente porque pasan y callarse es imposible.
      Abrazos

      Eliminar

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos