martes, 6 de diciembre de 2016

SUEÑOS SIN DUEÑO


Nadie sueña con ser pobre de puerta de iglesia, ni cuerpo ahogado cruzando mares en busca del Dorado. Nunca nadie planea ser el atropellado del semáforo ni ser el amputado por la mina olvidada.

Se ve que hay sueños, que aunque nadie los sueñe, se hacen realidad.

Isabel Salas

2 comentarios:

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos