jueves, 15 de diciembre de 2016

AMORES A MEDIAS


Que pena dan las banderas a media asta y los amores a medias.

Amores asustados que saben que el otro no está preparado para amar y ser amado con todas las canicas y todos los demonios.

Los demonios escondidos en el bolsillo de atrás se hacen los muertos un rato, un día, un mes o un año, y después salen uno a uno a saludar.

Antes o después salen a asustar princesitas y principes azules y no son peligrosos, en realidad son sólo demonios y se puede razonar con ellos.
Pero las putas canicas son letales.
Resbalan.

Es lo que tiene esconder las canicas... que terminas olvidando donde las pusiste, cuantas tienes o lo mucho que resbalan.
Crees que son como los demonios.

Y no.
Son canicas.
Y son mortales.


Isabel Salas

4 comentarios:

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos