sábado, 5 de enero de 2019

NO ESPERO

Yo no estoy esperando a la muerte.
Me va a pillar sin arreglar,
con la cama sin hacer.


Tampoco estaba esperando a la vida.
Me pilló de improviso.
Y aquí estoy, viviendo.

Yo lo único que espero 

es, que cuando me dicen que me esté quietecita 
que no va a doler...
sea verdad,
y no duela.


Isabel  Salas





2 comentarios:

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos