martes, 8 de noviembre de 2016

MI ENEMIGO

  
Hay golpes secos 
que me hieren la carne
y otros mojados
que me ahogan el alma.

Gritos de guerra
rugidos de pelea
que me roban la calma.

Causas para empezar
y falta de razones,
 por mucho que las busques,
para agredir
o para golpear.

Ausencia de motivos hay, 
para seguir,
el bucle destructivo
que sin motivación,
no permite entender,
como el supuesto amor
ha llegado a este punto
de destrucción.

Hay horas de terror
para esconderme, asustada,
dentro de mí, 
en mis propias entrañas,
lejos del sol
que sirven de casita
de caracol.

Y otras de regresar, 
desde el fondo del pozo,
para tratar de nuevo
de comenzar

Minutos que se alargan
esperando que escampen
la tormenta de puños
las frases de puñal
y el huracán de sustos.

Y se acabe por fin,
la pesadilla,
y pares.

Y el silencio retorne
acallando tu ira
para poder
aceptar tus disculpas.

Volver a pretender que te creo,
fingir que sé, 
 que lo lamentas
y de nuevo mentirme,
por no sentirme
la mujer mal amada
la que no supo ser protegida
y merecía
ser respetada.

Salir contigo
pasear de tu brazo
sonreír al andar
 mientras camino
lado a lado,
a la sombra,
de mi enemigo.

Isabel Salas




6 comentarios:

  1. Hoy he llegado a casa....pero mi posición ante la circunstancia que estoy viviendo y a punto de definir me tiene bloqueada quizás. Durante muchos años pasé por períodos de violencia... Por no ser comprendida,siempre pensé que era yo la responsable de todas la causas.... También el daño emocional y psicológico hasta ahora ha estado presente...y cómo dice el poema, siempre el silencio era parte de mi boca para después él ofrecer sus disculpas y yo tener que hacer como si nada....Aún ahora cuando ya creía que cerraba mi ciclo con el divorcio porque se hizo de común acuerdo inclusive por amenaza de él a no darme una cuota de dinero que igual por Ley me corresponde, me volví a mentir con temor a seguirme castigando como él me ha hecho creer.Hizo muchas cosas que dañaron mi vida.. Mi Ser y aguanté para no sentirme mal amada como dice el texto,a quien no supieron proteger y quien merecía por cierto setenta veces siete ser respetada.... Gracias....Este texto más que escrito es un mensaje....y demore lo que demore el divorcio, no lo haré de común acuerdo porque mi tiempo fue valioso y con mayor razón a causa del maltrato....
    Esto probablemente lo publican en Facebook... Pues bien, ya poco o nada me importa...lo único que sé, es que desde ahora, mi vida no será la de antes y que quizás muchas mujeres se han encontrado en situaciones difíciles como yo...El tema del engaño no es tan simple...porque a mi, me jodieron la vida por usar palabras suaves, pero ys sé que está noche cerraré los ojos y mañana, nada será igual....
    Desperté de esta pesadilla y haré valer mis derechos... Así Sea que tenga que salir a la luz cómo fue que me jodieron la vida...y aunque tenga la vida que arriesgar, porque de brazos cruzados El no se quedará....Gracias por éste espacio.. Su poema y su publicación es muy real para todas las víctimas que se mienten creyendo que los hombres cambiarán y ese maltrato hacia uno, no termina nunca...porque nunca siquiera se arrepienten del daño provocado. CORDIALMENTE..NISSIM Bat Evna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La violencia contra las mujeres tiene muchas maneras de manifestarse, en casa, en el trabajo, en la parada de autobús, a mano de uno o de varios, conocidos o desconocidos, familiares o extraños.
      Puede ser física o mental, hecha de golpes o de palabras.
      No respeta edad ni condición social y muchas muchas mujeres jamás reconocerán haber sido víctimas de violencia porque lo consideran practicamente un fracaso social y personal. Se culpan por no haber sabido elegir al chico bueno, por haberse casado mal de haber aceptado el empleo equivocado o incluso por haber tomado el autobús que no era a la peor hora.
      Hay un error de base en ese planteamiento y todos los posibles modos de sufrir violencia tienen algo en común, en todos siempre hay un acto de guerra contra nosotras y un ENEMIGO.
      No te culpes por ser golpeada o insultada, busca ayuda y habla con alguien que te crea. No tengas verguenza quien debería sentirse mal es él, no tú.

      Te mando un beso muy grande preciosa

      Eliminar
  2. Impecable, Isabel. Duro, certero, perfectamente descriptas las distintas faceta de la violencia contra la mujer. El miedo, el encierro, el dolor, el fingimiento, la aceptación de las disculpas y, de nuevo, el fingimiento. Tremendo. Un aplauso interminable a todas aquellas que, de un modo u otro, son o fueron víctimas de algún tipo o varios de violencia y han salido adelante, con fuerza, con coraje y pudieron reconstruir sus vidas. Beso inmenso, ¡¡sos una genia y una bellísima persona!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos