lunes, 20 de agosto de 2018

ANOCHE


Anoche 
tu voz se vistió de fiesta
 para decirme ven.
 Y yo ,
me puse mi ropa de baile
y fui.

Tu mano
 cruzó todas las fronteras
abriendo pliegues 
y atravesando ríos.
Mi piel
izó despacio sus banderas.

Mi sangre aprendió palabras nuevas
que lunan y navegan
con fuego y desvaríos.

Y yo,
te amé.

Tal vez por una noche 
o por un universo,
pero anoche
tus besos y los míos
superaron, en mucho, 
cualquier verso.

Anoche
olvidé  la poesía.

Mis suspiros cantaban
y mis caricias
brillaban de alegría.

Las estrellas
que encendieron mis ojos
cuando me amabas,
alegres, 
se retiraron al nacer el día
mientras me besabas.

Isabel Salas



2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Un caballero de la cabeza a los pies, encantador y un gran amigo. Gracias por comentar, saludos.

      Eliminar

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos