lunes, 12 de diciembre de 2016

ROSA BAILA



Hay rosas 
que engalanan jardines,
hermosas, perfumadas
bellas y dichosas.

Ancladas en la tierra, 
abren sus corazones
y nos perfuman
días y noches
con sus canciones
hechas de aroma.

Y hay otras con tacones
y flores en el pelo.

También son elegantes

repletas de pasión,
preciosas y vibrantes.

Desnudas 
o cubiertas de brillantes,
también se abren.

Vuelan en los tablaos
y salen desde el suelo
convertidas en fuego.

Los convierten en cielos

y allí abren su alma
sus venas, su sonrisa
y un manojo de penas
que perfuma la brisa.

Y vuelan.

Como vuelan las rosas
cuando vuelan.

Y ruedan
con sus llamas de baile,
y nos queman.

He visto una, 
se llama Rosa
y ella no baila poemas.

Estuve muy cerquita
y pude ver
que es la Poesía entera
que baila  hecha mujer,
enredada en sus flecos
y en sus volantes,
de puro arte.


Isabel Salas











2 comentarios:

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos